Galería

“El calor de su escultura emerge del corazón de la materia prima que utiliza. El cerezo, el nogal, o el álamo nos transmiten, a través de la visión y de las manos de Carlos Armiño, toda la carga ancestral que llevan dentro y nos hacen vivir a caballo entre el pasado y un presente de ilusiones perdidas”.
Carmelo Rojo

Estante quebrado

Álamo. Año 1998.

Nautilus de Luz

Alabastro con luz. Año 2016.

Forma y Mesa.

Plátanos de paseos. Año 1998.

Mirandose

Alabastro. Año 2016.

Espacio interior

Aloma. Año 2008

Cuenco

madera

Nube Azul

Pino Policromado. Año 2008

Enlace de formas

Aloma. Año 2006